Sebastián Montero, director ejecutivo de la Corporación de Puertos del Conosur, informó el viernes 19- en el marco del VI Encuentro Regional de Cruceros y Turismo Náutico Fluvial, que se realizó en Montevideo- que se reunió en los últimos días con el ministro de Asuntos Marítimos y administrador de la Autoridad Marítima de Panamá, Jorge Barakat.

Con el referido funcionario, Montero dialogó sobre el interés de Panamá de promover una nueva ruta en el Pacífico sur, que conecte el “home port” Amador, ubicado a orillas del canal de Panamá, sobre el Pacífico, y que estará operativo en 2019, con los puertos de Buenaventura, en Colombia; Manta, en Ecuador; El Callao, en Perú y los chilenos de Valparaíso y San Antonio.

Ante un auditorio integrado por autoridades portuarias, armadores y operadores turísticos del continente, Montero alertó que en la región, en materia de cabotaje, “nos estamos perdiendo el 95% del mercado que lo constituyen rutas de no más de siete días de duración. Tenemos que enfocarnos en ese segmento, de rutas cortas”. El 5% restante lo constituyen rutas de 15 días de duración, las que relativizó porque, entre otras razones, resultan onerosas para los cruceristas.

El ejecutivo chileno analizó el potencial que tiene el sur del continente, con una población de 423 millones de habitantes, en la industria de los cruceros. “La historia, las culturas originarias y los sitios declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, son aspectos apreciados por los turistas y tenemos que mejorar su promoción”, sostuvo. Esto, sumado al contacto directo con la Antártica y la “fantástica” conectividad aérea, potencian la región. No obstante, agregó, “representamos sólo el 2% de la industria de cruceros, ante el 3,9 de Alaska o el 4,2% de Australia”.

El expositor, mencionó fortalezas adicionales como la no existencia de terrorismo en el área, de contar con excelentes servicios logísticos para los pasajeros y tripulantes y productos de primera calidad para proveer a las naves como frutas, vinos y aceites, entre otros. “A diferencia de otras zonas del globo, somos una ruta de exploración, no de cemento, somos una ruta de naturaleza y de cultura, con volcanes, lagos, glaciales y desiertos”, ilustró.

“Nuestros ministerios de Turismo deben promocionar en forma más efectiva a la región. Los cruceros pueden dar a conocer los países. Debemos hacer un esfuerzo mayor para que nos conozcan, sobre todo nuestras culturas y todo lo que tenemos para ofrecer”, advirtió.

En otro pasaje de su alocución, Montero llamó a los operadores públicos y privados chilenos, uruguayos, argentinos y brasileños, que ya participan en el Seatrade Cruise Global, a también acercarse, en forma conjunta, a la Asociación de Cruceros de Florida (FCCA, por sus siglas en inglés). La institución, que abarca casi el 40% del mercado mundial, desarrollará su reunión anual entre el 5 y el 9 de noviembre en Puerto Rico.

“He propuesto en Chile, y lo extiendo a Uruguay, Argentina y Brasil, unirnos no sólo como un destino sino a participar como región en uno de estos encuentros y presentarnos a las líneas de navegación como un grupo. A lo mejor obtendremos mejores respuestas que si nos dirigimos en forma individual”, razonó Montero en la capital uruguaya a solicitud de MundoMarítimo.

El entrevistado sugirió, además, utilizar la figura de delegación regional para visitar, todos los años, entre los meses de octubre y noviembre, las sedes de las compañías de cruceros y entrevistarse con sus autoridades. “Nos falta diálogo con las compañías de navegación”, reconoció.

“Promuevo que seamos honestos y un poco más imaginativos para crecer. Estudiar el uso de nuevas herramientas, desplegar un mejor marketing, estar en los lugares importantes para ser conocidos y lograr canales directos para la resolución de problemas”, resumió Montero.

Fuente: MundoMarítimo